Ruta 9

ALELLA / EL MASNOU / TEIÀ

1. El corazón de la D.O. Alella

El corazón de la D.O. Alella
El corazón de la D.O. Alella

Riera Fosca, 2, Alella
GPS: 41.49268, 2.29483

¡Brindo por los romanos que hace más de 2000 años plantaron viñas aquí!

La Denominación de Origen Alella es un reconocimiento a nuestros vinos que salen de viñedos esparcidos por 28 municipios del Maresme, Vallès Oriental y Barcelonès. Los más conocidos son los vinos blancos, elaborados con una variedad autóctona llamada Pansa Blanca. Y en septiembre, tenemos la Fiesta de la Vendimia. ¡Consulta el programa para ver cómo pisan la uva!

Icono enigma
Enigma

La filoxera estuvo a punto de hacer desaparecer las viñas de Alella, pero ¿sabes qué es? ¿Un hongo, un insecto o una gran helada?

¿Sabes qué?
¿Sabes qué?

El Consorcio de Promoción Enoturística del Territorio D.O. Alella te dará información para poder visitar viñas y bodegas, ver cómo se elabora el vino, etc.

Info
Info

El corazón de la DO Alella

La fil·loxera

En el siglo XIX comenzó en Alella una expansión progresiva de la viña. El aumento fue de más de 40 hectáreas respecto de la superficie cultivada en el siglo anterior. En 1851 la viña llegó a ocupar el 75% del total de cultivos.

Los lugares con preponderancia de viña eran Rials, la Coma Clara, els Sistres, la Serreta, Mataovelles, l’Hort d’en Sayol i la Soleia, entre otros.

Esta tendencia creciente, sin embargo, se vio truncada en 1883 por la llegada de la plaga de la filoxera: un pequeño insecto que chupa la savia de las raíces de la vid y lo mata en poco tiempo. Esta plaga, procedente de Francia, avanzó imparable a partir de 1879, y dejó en la miseria muchas familias. Por si fuera poco, una fuerte helada en 1891 acabó con muchos naranjos y algarrobos.

La filoxera implicó, además, cambios sociales profundos: contratos anulados, rabassaires (viticultores no propietarios) desahuciados por propietarios que quisieron recuperar las tierras aprovechando las circunstancias… Muchas familias alellenses vieron obligadas a vender sus propiedades: los Cabús, los Arenas, los Jonch, los Sanmiquel, los Serra, los Pujades, los Coll, los Monnar, los Casals o los Gurri son un buen ejemplo. Y familias barcelonesas con recursos, como el marqués de Alella, los conocidos fabricantes de papel Guarro, los Borrell o los Möller adquirieron algunas de aquellas masías.

La llegada de una nueva cepa estadounidense, inmune al mortífero insecto, se convirtió en la salvación: el injerto del pie de esta nueva cepa con el autóctono permitió de combatir la plaga con éxito. Se pudo hacer una repoblación masiva de unos 80.000 cepas.

laiaiadelmaresme-filoxera

2. Parque del llac

Parque del Lago
Parque del Lago

Calle de Joan Carles I, s/n, El Masnou
GPS: 41.47859, 2.30385

Tenemos un montón de amigos en este parque, ¿verdad, Picotet?

Era el jardín de la finca Bell Resguard, la casa de veraneo del primer marqués de El Masnou.
¡Es enorme! Además de vegetación de aquí y de todo el mundo, tiene un estanque con una isla en medio, un puente, un mirador, un salto de agua…

Tesoro
Tesoro

Busca la gruta con el salto de agua y dibújala con lo que te gustaría encontrar dentro.

¿Sabes qué?
¿Sabes qué?

Los habitantes de El Masnou se llaman masnovins y tienen un mote muy curioso: geperuts (jorobados). Descubre por qué.

Info
Info

Los masnouenses son los jorobados

Una joroba es una prominencia ósea anormal de la columna vertebral. ¿Por qué les dicen jorobados los masnouenses?

En la mayoría de casas de nuestra ciudad construidas en el siglo XIX había una escalera interior, en otros una escalinata, para acceder desde la planta baja a las plantas superiores. Al inicio de la barandilla que acompaña la escalera, como pasamanos, lucían unos grandes pomos en forma de bola como ornamento, que, según cada casa, eran más o menos suntuosos, ya fueran de vidrio de color o transparentes . También había pomos de porcelana ornamentada con diferentes motivos florales, otros estaban cortados en maderas nobles siguiendo un estilo derivado básicamente de los prerrafaelismo y el simbolismo, caracterizados por el predominio de la curva sobre la recta y el uso frecuente de motivos vegetales.

En estos pomos de las escaleras interiores, los hombres, navegantes la mayoría, pescadores o trabajadores de los astilleros, al llegar a casa colgaban las chaquetas o los tabardos. Como consecuencia del trabajo en el mar, normalmente estas chaquetas estaban húmedas y, en colgarlas así, se deformaban. Cuando se las volvían a poner los quedaba a la espalda un gran bulto que hacía la sensación de una joroba, cuando en realidad era la forma de la bola del pomo.

Parque del Lago

3. Museo municipal de náutica del Masnou

Museo Municipal de Nautica del Masnou
Museo Municipal de Nautica del Masnou

Calle de Josep Pujadas Truch, 1A, El Masnou
GPS: 41.48284, 2.3157

¡Oye! Que yo soy muy marinera, como todos los del Maresme. ¿Y tú?

Ven al museo y descubre la historia, oficios, objetos náuticos, maquetas de barcos, piezas de los yacimientos arqueológicos del municipio, etc.

Tontería
Tontería

Imagínate que eres el capitán o la capitana de un barco y hazte una foto en la recreación de su cabina.

¿Sabes qué?
¿Sabes qué?

Las galetes de vaixell o de mariner (galletas de barco o de marinero) son un producto típico del pueblo de El Masnou. Servían de alimento a la tripulación que viajaba a América en el siglo XIX. Entonces eran cuadradas y… ¡cómo me encantaba picotear las migajas!

4. Centro enoturístico y arqueológico de Vallmora

Centro enoturístico y arqueológico de Valldemora
Centro enoturístico y arqueológico de Valldemora

Calle d’Ernest Lluch, 40, Teià
GPS: 41.48904, 2.31084

Haz un viaje en el tiempo y deja volar tu imaginación: verás cómo los romanos cultivaban, producían y vendían el vino de esta bodega.

Cuenta con reconstrucciones de prensas de vino, ¡tal como eran hace 2000 años!, depósitos de mosto, tinas de cerámica para su fermentación…

Tesoro
Tesoro

Encuentra el sello de plomo que utilizaba el responsable de la bodega en el siglo II dC.

Tontería
Tontería

«Torcularia, laci, dolia defossa, signaculum…» Son palabras en latín, la lengua de los romanos, que encontrarás escritas en el museo y que suenan muy extrañas, ¿verdad? Invéntate una de sea muy romana.